Clinica de Epilepsia en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cuál es la función de un electroencefalograma en Monterrey?

Doctora conectando al paciente al electroencefalograma

En Neurocenter, ubicado en Monterrey, el electroencefalograma (EEG) es una herramienta fundamental en la evaluación y diagnóstico de trastornos neurológicos. Este procedimiento no invasivo registra la actividad eléctrica del cerebro mediante electrodos colocados en el cuero cabelludo.

La función principal del EEG es detectar patrones anormales de actividad cerebral que pueden estar asociados con diversas condiciones neurológicas, como epilepsia, trastornos del sueño, lesiones cerebrales, trastornos del desarrollo, entre otros.

En un entorno como Monterrey, donde la atención médica de calidad es esencial, Neurocenter se destaca al ofrecer servicios como el EEG, brindando a los pacientes acceso a tecnología de vanguardia y un equipo de profesionales altamente capacitados en el campo de la neurología.

¿Para qué se usa el electroencefalograma?

El electroencefalograma (EEG) es una herramienta invaluable en el campo de la neurología y la medicina en general. Se utiliza para registrar y analizar la actividad eléctrica del cerebro. A continuación, se detallan algunas de las principales aplicaciones del EEG:

  • Diagnóstico de epilepsia:

El EEG es fundamental en el diagnóstico y la clasificación de los diferentes tipos de epilepsia. Permite detectar la presencia de actividad eléctrica anormal en el cerebro, como las descargas epilépticas, que son características de esta condición.

  • Evaluación de trastornos del sueño:

El EEG se emplea para diagnosticar trastornos del sueño, como la apnea del sueño o el síndrome de piernas inquietas. Los patrones de actividad cerebral registrados durante el sueño pueden proporcionar información crucial sobre la calidad y la arquitectura del sueño.

  • Diagnóstico de trastornos neurológicos:

Además de la epilepsia, el EEG puede ayudar en el diagnóstico de otros trastornos neurológicos, como la encefalopatía, los trastornos del movimiento y las enfermedades neurodegenerativas.

  • Evaluación de lesiones cerebrales:

En casos de lesiones cerebrales traumáticas o accidentes cerebrovasculares, el EEG puede ser útil para evaluar la función cerebral y predecir el pronóstico del paciente.

  • Monitoreo durante la cirugía cerebral:

Durante ciertos procedimientos quirúrgicos cerebrales, como la resección de tumores o la colocación de electrodos para estimulación cerebral profunda, el EEG se utiliza para monitorear la actividad cerebral en tiempo real y evitar lesiones en áreas críticas del cerebro.

  • Investigación científica:

El EEG es una herramienta fundamental en la investigación neurocientífica. Permite estudiar la actividad cerebral en diferentes contextos, como el procesamiento sensorial, la cognición, las emociones y la plasticidad cerebral.

Niño conectado a un electroencefalograma

¿Cuál es el proceso de realización del estudio?

El proceso de realización de un electroencefalograma (EEG) es relativamente sencillo y no invasivo. A continuación, se describe paso a paso:

  • Preparación del paciente:

Antes del estudio, el paciente puede ser instruido para que siga ciertas recomendaciones, como evitar el consumo de cafeína o medicamentos específicos que puedan afectar la actividad cerebral. Además, es importante que el cabello esté limpio y sin productos como geles o sprays que puedan interferir con los electrodos.

  • Colocación de electrodos:

El paciente se sienta en una silla o se recuesta en una camilla en una habitación tranquila y cómoda. El técnico o especialista en neurofisiología clínica coloca electrodos en el cuero cabelludo del paciente utilizando una pasta conductora o una gorra especial con electrodos integrados. Estos electrodos están diseñados para registrar la actividad eléctrica del cerebro desde diferentes regiones.

  • Registro de la actividad cerebral:

Una vez que los electrodos están correctamente colocados, se inicia la grabación de la actividad eléctrica cerebral. El paciente puede permanecer en reposo con los ojos cerrados o abiertos, dependiendo de las indicaciones del médico. En algunos casos, se pueden realizar pruebas adicionales, como la hiperventilación controlada o la estimulación luminosa intermitente, para provocar ciertos tipos de actividad cerebral.

  • Duración del estudio:

La duración del EEG puede variar, pero típicamente dura entre 20 y 60 minutos. Durante este tiempo, se registra continuamente la actividad cerebral en reposo y, si es necesario, durante las pruebas adicionales.

  • Finalización del estudio:

Una vez completado el tiempo de grabación, se retiran los electrodos del cuero cabelludo del paciente. En algunos casos, se puede realizar una limpieza adicional para eliminar los residuos de la pasta conductora. El paciente puede reanudar sus actividades normales de inmediato.

  • Análisis de los resultados:

Los datos recopilados durante el EEG se analizan posteriormente por un médico especializado en neurofisiología clínica o un neurólogo. Se evalúan los patrones de actividad cerebral y se emite un informe con los hallazgos y, en su caso, el diagnóstico correspondiente.

En resumen, el proceso de realización de un EEG es seguro, indoloro y no invasivo, y proporciona información valiosa sobre la actividad eléctrica del cerebro que ayuda en el diagnóstico y tratamiento de diversas condiciones neurológicas.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes