Clinica de Epilepsia en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cuál es la etapa final de la epilepsia?

La etapa final de la epilepsia se refiere al momento en que un paciente presenta crisis convulsivas de forma repetida a pesar de recibir el tratamiento adecuado, en una clínica de epilepsia. Comúnmente en esta etapa se hace alusión al estatus epiléptico refractario a tratamiento, un tipo de epilepsia que pone en riesgo la vida

Estatus epiléptico 

El estatus epiléptico es una crisis epiléptica que dura más de 5 minutos o una serie de crisis repetidas sin recuperación de la consciencia entre ellas. Es una emergencia médica que pone en riesgo la vida y el tratamiento se debe iniciar lo más pronto posible con el objetivo de abortar la actividad epiléptica.

El tratamiento de primera línea en una clínica de epilepsia son las benzodiacepinas en conjunto con fármacos anticonvulsivantes. Sin embargo, aquellos pacientes que persisten con crisis a pesar de una segunda dosis de benzodiacepinas se consideran como estatus epiléptico refractario a tratamiento. 

Se ha visto que el estatus epiléptico suele estar causado por enfermedades que son fatales como la encefalitis o tumores cerebrales de rápido crecimiento, por lo que incluso aquellos pacientes que logran responder al tratamiento fallecen tiempo después por la enfermedad de base o al recuperar la consciencia presentan deterioro cognitivo o físico grave. La atención multidisciplinaria en estos pacientes permiten determinar su pronóstico, si se benefician o no de cuidados intensivos y prever posibles complicaciones a futuro. 

Estatus epiléptico refractario a tratamiento

Cuando un paciente se cataloga como refractario a tratamiento se toma en consideración terapias más agresivas de tratamiento como la inducción de coma

En esta fase se debe tomar una decisión importante: ¿Hasta donde se debe tratar agresivamente?

Aquellas personas que presentan estatus epiléptico pero que cuentan con reservas metabólicas y estructurales suficientes (por ejemplo, las personas jóvenes, sin otras enfermedades) son capaces de recibir tratamientos más agresivos y presentan mayores tasas de sobrevida.

Sin embargo, en aquellas personas con reservas limitadas (adultos mayores, pacientes con múltiples comorbilidades), incluso el tratamiento puede representar un aumento en la sintomatología y mortalidad.

Es por esto que es difícil determinar quiénes se benefician de recibir terapias agresivas y hasta qué punto y quiénes pueden beneficiarse de manejo paliativo o cuidados para el fin de la vida. 

¿Por qué y cuándo elegir cuidados paliativos?

Enfrentarse a una enfermedad que pone en riesgo la vida propia o de un familiar impacta de forma importante en la salud emocional y física. Los cuidados paliativos tienen como objetivo brindar un alivio de los síntomas para mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familias.

Optar por iniciar con cuidados paliativos no significa detener el tratamiento anticonvulsivante en estos pacientes, sino hacer uso de otras terapias que pueden aliviar los síntomas como lo es la sedación paliativa. 

Se debe considerar los cuidados paliativos cuando un paciente con estatus epiléptico ha fallado a medicamentos de primera y segunda línea o cuando existen factores predictores de pobre funcionalidad. 

¿Qué son los cuidados al final de la vida?

Los cuidados al final de la vida o cuidados de hospicio se dan a los pacientes en los que las opciones de tratamiento se han agotado sin obtener respuesta y se conoce que el final de la vida se acerca. A diferencia de los cuidados paliativos, los cuidados al final de la vida se enfocan en el manejo de los síntomas permitiendo que ocurra el curso natural de la muerte, dejando en claro que esta terapia no acelera este proceso. 

¿Qué es la planificación avanzada?

Cuando una persona se encuentra muy grave de forma repentina suele ser difícil para los familiares tomar decisiones respecto a su salud, sobre todo sabiendo que algunas terapias pueden ser invasivas. 

La planificación avanzada es una opción a la que cualquier persona con una enfermedad puede acceder. Idealmente se debe realizar cuando el paciente se encuentra estable y en conjunto con su familia. Se trata de un documento en donde el paciente define sus preferencias y expectativas respecto a opciones de tratamiento en caso de que él no pueda tomar decisiones: ¿Quién tomará las decisiones si yo no puedo tomarlas? ¿Estaría dispuesto a someterme a un coma inducido en caso de necesitarlo? ¿Cuándo me gustaría que mi familia considerara cuidados del final de la vida si me encuentro muy grave? 

Conclusiones

La fase terminal de la epilepsia se refiere a un estatus epiléptico refractario al tratamiento que se asocia a una alta mortalidad por lo que el manejo paliativo debe considerarse. Estas decisiones no sólo deben de ser tomadas por los médicos, sino que la familia y, de ser posible, el paciente, deben de estar involucrados en la toma de decisiones conociendo el estado actual del paciente y la probabilidad de preservar o perder la funcionalidad o la vida de acuerdo a su reserva, comorbilidades y situación. 

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes