Clinica de Epilepsia en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Padecimientos

¿Con quién debes acudir ante sospecha de epilepsia?

Existen diferentes causas de crisis convulsivas, no sólo la epilepsia, por lo que se requiere de la valoración de un neurólogo para descartar otras enfermedades, definir el tipo de epilepsia y tratamiento de cada paciente en específico. 

Como parte de nuestra atención integral y multidiciplinaria, queremos que cuentes con la información necesaria para que puedas tomar decisiones correctas e informadas sobre tu salud.

Alguno de los síntomas o señales que debes de considerar para acudir con un neurólogo o buscar atención especializada son los siguientes:

  • Pérdida del conocimiento
  • Movimientos involuntarios de los músculos como sacudidas
  • Rigidez de las extremidades
  • Déficit cognitivo
  • Déficit motor
  • y síntomas sensoriales, auditivos o psíquicos.

¿Qué es la epilepsia?

Para entender la epilepsia, primero debemos entender que una crisis epiléptica es una actividad excesiva y desorganizada de las neuronas en el cerebro que se puede acompañar de otros síntomas como percepción de olores, espasmos musculares, taquicardia o sudoración. 

Esta actividad excesiva genera cambios en el cuerpo como movimientos anormales, tics o incluso pérdida del estado de alerta. El haber tenido una crisis epiléptica no es sinónimo de epilepsia, pero siempre debe de ser estudiada para descartar otros diagnósticos.

La epilepsia es una enfermedad del cerebro que se define por la presencia de 2 o más crisis epilépticas no provocadas con 24 horas de diferencia o bien, 1 crisis epiléptica con un factor de riesgo que incrementa la posibilidad de que vuelva a ocurrir en un 60%.

Estos factores de riesgo pueden ser un déficit cognitivo, un estudio de imagen cerebral anormal o un electroencefalograma anormal. Esto quiere decir que la persona que padece epilepsia es propensa a continuar con crisis y por ende, se beneficia de tratamiento anticomicial o anticonvulsivo. 

Al presentar una primera crisis epiléptica, debemos de pensar en posibles causas. Algunas crisis pueden estar provocadas por:

  • Daño neurológico agudo
  • Causas metabólicas
  • Privación del sueño
  • Alcohol
  • Drogas o medicamentos (algunos antibióticos, bupropión, tramadol).

Si se encuentra un factor precipitante se le conoce como crisis provocada o crisis sintomática. Mientras que se habla de crisis no provocada, cuando se desconoce su causa. 

El neurólogo es el especialista entrenado para distinguir los diferentes tipos de epilepsia y las enfermedades que se le pueden parecer, al momento no existe un estudio que reemplace una visita con un neurólogo, ya que cada paciente es diferente a pesar de presentar un resultado de electroencefalograma similar.

Tipos de crisis epilépticas

Las crisis se clasifican de acuerdo con la red neuronal con actividad excesiva. Si solo afecta un hemisferio cerebral, se le denomina crisis focal, pero si afecta los dos hemisferios le llamamos crisis o convulsiones generalizada.

En la crisis focal, la que afecta sólo un hemisferio, la persona puede permanecer despierta y presentar movimientos de los brazos o puede estar inconsciente. Lo interesante de las crisis focales, es que de acuerdo a los síntomas que se presentan durante la crisis, el médico puede saber en qué parte del cerebro se encuentra el problema y posteriormente un estudio de imagen descartará que no se trate de una causa estructural.

 

Tal vez quieras leer sobre: Causas de epilepsia y como tratarlas

¿Cómo debo prepararme para la consulta neurológica?

La mejor forma de clasificar una crisis epiléptica es viéndola, por lo que, si sospechas que tú o alguien está presentando una crisis, puede resultar de mucha utilidad tomar video de la persona (siempre y cuando la persona no se encuentre con requerimiento de auxilio inmediato).

Algunas de las características que se buscan en estos videos es determinar hacia dónde se encuentra la mirada del paciente al inicio de la crisis, el tipo de movimientos que presenta el paciente, si se encuentra o no consciente, si hay pérdida del control de esfínteres, la duración de la crisis y la duración del periodo post-ictal (recuperación). No dudes en llevar videos a tu consulta.

También es importante mencionar si se presentó “aura”, que son síntomas que suelen presentarse antes de la crisis. Existen diferentes tipos de aura:

  • Sensoriales (sensaciones auditivas, visuales, gustativas u olfativas)
  • Psíquicas (sensaciones de miedo, angustia o nerviosismo),
  • Epigástricas (dolor en abdomen, náusea o vómito).

Muchas veces puede tratarse de un síntoma vago o extraño, pero si se ha notado la asociación de estos síntomas previo a la crisis, es importante mencionarlo con tu médico.

 

Te podría interesar: ¿Cómo hacer un diagnostico diferencial de de epilepsia?

¿Cuál es el tratamiento de la epilepsia? ¿Existe cura?

El tratamiento de la epilepsia tiene como objetivo controlar y reducir la frecuencia de las crisis epilépticas, evitar efectos adversos y reestablecer la calidad de vida. Existen múltiples fármacos antiepilépticos. Hasta un 50%-80% de los pacientes que reciben tratamiento mantienen un control libre de crisis.

Los fármacos más comúnmente utilizados son la fenitoína y el valproato, ya que se ha considerado ser los más efectivas. Sin embargo, es de considerar que existen diferentes tipos de crisis epilépticas e igualmente se deben de tomar en cuenta la presencia de otras enfermedades para elegir el tratamiento que mejor se adecue a cada persona.

Sí, sí existe la cura para epilepsia, se le llama “remisión” y se puede llegar a descontinuar el tratamiento cuando la persona permanece libre de crisis por 2 a 5 años, siempre y cuando sea indicado por un neurólogo, que compruebe un estado neurológico óptimo y un electroencefalograma libre de crisis epilépticas. Esto puede ser posible cuando se lleva un adecuado seguimiento médico y apego al tratamiento.