Clinica de Epilepsia en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cómo afecta la epilepsia al aprendizaje y la memoria?

La epilepsia es un trastorno del sistema nervioso central (SNC) caracterizado por la repetición de dos o más crisis epilépticas en ausencia de una causa inmediata aguda identificable que la provoque. La epilepsia en personas de edad avanzada se infradiagnostica o es confundida con otros procesos, pero, aun así, su incidencia y prevalencia son mayores que en otros grupos de edad, incluso tienden a aumentar según avanza la edad, con un pico máximo a los 80 años. 

Los sucesos que comprometen cuando sucede una crisis convulsiva, depende del compromiso funcional de una región del cerebro. Esto podrá ocasionar básicamente síntomas de dos tipos; los primeros por déficit funcional, pérdida, deterioro o ausencia de las habilidades correspondientes al área cerebral involucrada, y los segundos por exceso de actividad funcional, lo que provocará la aparición involuntaria de manifestaciones clínicas no supervisadas ni controladas por los mecanismos de procesamiento neocorticales conscientes.

Trastornos del Aprendizaje

Los Trastornos del aprendizaje son definidos como trastornos que interfieren significativamente con el rendimiento académico o con las actividades diarias que requieren habilidades de lectura, escritura o matemáticas en sujetos con un Cociente Intelectual (CI) normal y son considerados uno de los factores más importantes que conducen a un resultado académico deficiente.

¿Qué tipo de Trastornos del Aprendizaje existen?

Las dificultades del aprendizaje son variadas y el inicio de los síntomas es variable y generalmente aparecen de forma progresiva. Los trastornos del aprendizaje en los niños epilépticos se reconocen diferentes a las presentadas por la población general y pueden ser clasificadas y agrupadas en tres categorías:

  • Trastornos tipo memoria reciente:

Observado en niños con epilepsia parcial compleja y trastorno del aprendizaje, donde podría estar justificado por pequeñas displasias corticales focales en lóbulos temporales, sin que se haya sido demostrado por neuroimagen.

  • Trastornos tipo respuesta lenta:

La lentitud psicomotora es observada en niños tratados con múltiples fármacos antiepilépticos, y comprende pobreza y lentitud de pensamiento, bradipsiquia, dificultades en la concentración y en la capacidad de reacción.

  • Trastornos tipo déficit de atención:

El cuadro que con más frecuencia se asocia es Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Además de ser una de las manifestaciones más frecuentes durante la infancia, tendrá su repercusión en edad adulta, tanto a nivel laboral, como integración social del individuo.

 Trastornos asociados a la epilepsia

Cuando la epilepsia aparece en la primera infancia, los patrones de desarrollo de las áreas corticales del lenguaje en el cerebro pueden afectarse y aparecer alteraciones del neurodesarrollo cortical, por tanto, el niño puede tener dificultades en la adquisición de habilidades de comunicación. 

De todos los síndromes epilépticos, la epilepsia Rolándica es la que se asocia principalmente con los Trastornos del Aprendizaje (TA), y los niños con este tipo de epilepsia se desempeñaron significativamente peor que los controles en: ortografía, lectura en voz alta y comprensión de lectura, y con frecuencia tuvieron un desempeño escolar por debajo del promedio.

Existe una elevada comorbilidad neuro-conductual en los niños epilépticos, que puede llegar hasta un 80% de los pacientes. El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) se reportó en un 33%, la discapacidad intelectual en 40% y el trastorno del espectro autista en 21% de los casos. En comparación con niños sanos, los pacientes con epilepsia activa son más diagnosticados con depresión, ansiedad, trastornos de conducta y deficiencia mental.

Alteraciones del funcionamiento cerebral

Se han asociado múltiples factores con los déficits de aprendizaje en los pacientes con epilepsia, como factores psicosociales, medicamentosos y relacionados propiamente con la neurobiología de la epilepsia.

Los pacientes con Epilepsia del Lóbulo Temporal (ELT) tienen peor rendimiento académico, especialmente en las funciones verbales, cuando el hemisferio cerebral izquierdo está comprometido. Cuando está involucrado el hemisferio derecho, hay una discapacidad en las pruebas visuales.

Los trastornos del aprendizaje pueden ser de dos tipos: TA permanentes o TA dependientes del estado, pero se desconoce la prevalencia de cada uno de ellos. Aunque a menudo no ocurren concomitantemente, los dos tipos de TA pueden ser observables en niños con daño cerebral que tienen convulsiones frecuentes.    

En el caso de los trastornos del aprendizaje permanentes, son causadas por lesiones cerebrales y/o disfunción cerebral estable. La causa del daño y/o disfunción cerebral puede ser prenatal, perinatal o posnatal. Muchas anomalías cromosómicas que cursan con encefalopatías no progresivas están relacionadas con la presencia tanto de epilepsia como de TA permanente. En este caso, ambas son consecuencias distintas de la misma lesión o disfunción cerebral. Por otro lado, la epilepsia puede causar lesiones o disfunciones cerebrales que causan TA permanente.

¿Qué síntomas presentan los niños con epilepsia, que tienen algún trastorno del aprendizaje?

Los niños con epilepsia que presentan trastornos del aprendizaje pueden enfrentar una variedad de síntomas que afectan tanto su rendimiento escolar como su desarrollo cognitivo. La relación entre la epilepsia y los trastornos del aprendizaje es compleja y puede variar de un niño a otro, pero aquí se describen algunos de los síntomas y desafíos más comunes que podrían experimentar:

  • Problemas de memoria:

Los niños con epilepsia pueden tener dificultades con la memoria a corto y largo plazo. Esto puede manifestarse en problemas para recordar instrucciones, dificultades para aprender nueva información o retener conocimientos previamente aprendidos.

  • Dificultades de atención:

La capacidad para mantener la concentración puede estar comprometida en estos niños. Pueden distraerse fácilmente o tener problemas para enfocarse en tareas durante períodos prolongados, lo cual es esencial para el aprendizaje.

  • Problemas de procesamiento de la información:

Pueden tener dificultades para procesar la información de manera rápida y eficiente. Esto puede afectar la comprensión de lectura, la resolución de problemas matemáticos y la capacidad para seguir explicaciones complejas.

  • Lentitud en el procesamiento cognitivo:

En algunos casos, los niños pueden procesar la información más lentamente que sus compañeros. Esto significa que pueden necesitar más tiempo para responder preguntas o completar tareas escolares.

  • Dificultades lingüísticas y de comunicación:

Los trastornos del lenguaje son comunes en niños con epilepsia. Pueden tener problemas para entender el lenguaje o para expresarse claramente, lo que directamente afecta su capacidad para aprender.

  • Problemas de coordinación motora y habilidades visuoespaciales:

Algunos niños pueden experimentar dificultades con habilidades motoras finas y gruesas, lo que puede influir en actividades como la escritura o el deporte. Además, pueden tener problemas para interpretar y organizar información visual y espacial.

  • Fatiga y menor resistencia al estrés:

La fatiga, que puede ser tanto una consecuencia de los medicamentos antiepilépticos como de los propios episodios convulsivos, puede afectar la capacidad de aprendizaje. Además, estos niños pueden tener una menor tolerancia al estrés, lo que puede agudizarse en un ambiente educativo exigente.

Es fundamental que los educadores y cuidadores entiendan estos retos para poder proporcionar el apoyo adecuado. Las intervenciones pueden incluir ajustes en el ritmo de aprendizaje, estrategias educativas personalizadas y el uso de recursos visuales y táctiles para reforzar el aprendizaje. También es crucial una colaboración estrecha entre los profesionales médicos, los educadores y la familia para crear un entorno de apoyo que favorezca el desarrollo educativo y personal del niño.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes