Clinica de Epilepsia en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Características no motoras de la epilepsia

La epilepsia es “la ocurrencia transitoria de síntomas y/o signos causados por una actividad neuronal cerebral sincrónica (que se presenta en un mismo tiempo), anormal y excesiva”. Incluye una serie de trastornos cerebrales, complejos, crónicos y se caracteriza por crisis recurrentes, no provocadas. Presentándose dos crisis no provocadas con 24 horas de tiempo entre ellas. 

También se pueden presentar las ausencias típicas (también llamadas convulsiones no motoras) incluyen convulsiones que involucran un cambio en el comportamiento, pero sin cambios en el movimiento motor (como episodios de mirada fija). Pueden ocurrir junto con convulsiones generalizadas.         

Manifestaciones clínicas de la epilepsia

Los síntomas varían de una persona a otra. Algunas personas pueden tener simples episodios de ausencias. Otras tienen temblores violentos y pérdida de la lucidez mental (convulsión). El tipo de convulsión depende de la parte del cerebro afectada.

La mayor parte del tiempo, para las personas con epilepsia, sus convulsiones son similares a las primeras. Algunas personas con epilepsia tienen una sensación extraña antes de cada convulsión. Estas sensaciones pueden ser hormigueo, sentir un olor que realmente no existe o cambios emocionales. Esto se denomina aura. Podemos encontrar diferentes convulsiones:

  • Las convulsiones parciales focales pueden ocurrir sin cambios en la conciencia. Los síntomas dependen de la parte del cerebro afectada. Estas convulsiones pueden extenderse a todo el cerebro.
  • Las convulsiones tonicoclónicas generalizadas comprometen ambos lados del cerebro y causan alteración de la conciencia. A menudo se presentan movimientos anormales que involucran todo el cuerpo. Se puede presentar constricción de la mandíbula y pérdida del control de la vejiga y los intestinos.
  • Las ausencias típicas; convulsiones no motoras.

Síntomas no motores de la epilepsia

Las crisis focales con o sin alteración de la consciencia también pueden subclasificarse según inicien con síntomas motores o no motores. Entre los no motores encontramos:

  • Trastornos Psicológicos:

En algunas ocasiones la epilepsia cursa con ciertos trastornos.

  • Depresión:

Puede tener lugar por diferentes causas entre las que cabe destacar el difícil control de las crisis, es decir, aquellos pacientes a los que el tratamiento no les resulta efectivo. (El porcentaje de casos en los que el tratamiento no resulta efectivo gira en torno al 30%). Por otro lado, el cambio en la calidad de vida del paciente puede ser vivido con tristeza y apatía.

  • Ansiedad:

Es uno de los trastornos psicológicos que más afecta a las personas que sufren epilepsia. Debido a la impredecibilidad de las crisis epilépticas, es común que las personas experimenten síntomas relacionados con la ansiedad, como tensión física, embotamiento, pensamientos catastrofistas recurrentes, etc.

  • Psicosis:

El porcentaje de personas que sufre cuadros psicóticos es más reducido que el de aquellos que padecen síntomas relacionados con la depresión y/o la ansiedad. Sin embargo, algunas personas experimentan cuadros psicóticos breves.

  • Sensoriales.

Relacionados con sensaciones, por lo tanto, no son signos en este caso, sino sólo síntomas. Los que se reportan con mayor frecuencia son: síntomas auditivos, gustativos, olfatorios, somatosensoriales, vestibulares, visuales y dolor específicamente.

  • Cognitivos.

Los datos que con mayor frecuencia se reportan en este grupo son: acalculia, afasia, alteración en la atención, fenómenos de lo ya visto o de lo jamás visto, disfasia, ilusiones, alteración de la memoria, pensamiento forzado, respuesta alterada o alucinación.

  • Autonómicas.

Alteración de la función del sistema nervioso autónomo, que puede implicar aparato cardiovascular, pupilas, diaforesis, aparato gastrointestinal, vasomotor y funciones de termorregulación.

Dentro del síntoma de ausencia típica, se refiere al inicio repentino, interrumpiendo la actividad en curso, mirada fija, el paciente no responde cuando se le habla, con una duración de segundos a medio minuto y con recuperación muy rápida.

¿Qué causa la epilepsia?

Las crisis epilépticas son consecuencia de un desequilibrio entre los procesos de excitación e inhibición neuronal del SNC (exceso de excitación o un defecto de inhibición), que tiene como consecuencia una descarga neuronal anómala, siendo muchos los factores que pueden alterar dicho equilibrio.

Otras patologías se han asociado con epilepsia, pero esperan confirmación en estudios futuros: esclerosis múltiple, hipertensión arterial, hipertrofia del ventrículo izquierdo, factores de riesgo para ictus embólico, otras demencias no-Alzheimer, depresión, etc.

En general, entre 30-50% de las crisis de Novo en los ancianos se deben a enfermedad cerebral vascular; otro elevado porcentaje de casos, cercano al 50%, tiene una etiología desconocida, y en porcentajes menores están presentes factores tóxico metabólicos, neoplasias y demencias.

¿Qué abordaje se realiza en una clínica de epilepsia?

Es importante tener en cuenta que el abordaje se haga desde un enfoque multidisciplinar, es decir, que el tratamiento no sólo comprenda las consecuencias neurobiológicas sino también las consecuencias cognitivas y emocionales. Cerca de un 70 % de los casos de personas con epilepsia responden favorablemente al tratamiento, remitiendo en ellas las crisis epilépticas.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes