Clinica de Epilepsia en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Qué actividades ayudan a evadir la epilepsia?

Si bien la epilepsia es una condición neurológica compleja que puede estar influenciada por varios factores, incluidos los genéticos y los ambientales, hay ciertas medidas que se pueden tomar para ayudar a reducir el riesgo de desarrollar epilepsia o para mantenerla bajo control en aquellos que ya la padecen. Aquí hay algunas actividades y prácticas que pueden ser beneficiosas:

  • Mantener un estilo de vida saludable
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol y drogas ilícitas
  • Gestionar el estrés
  • Seguir las indicaciones médicas
  • Evitar los factores desencadenantes conocidos
  • Mantener un registro de los episodios
  • Educación y apoyo

El cerebro contiene miles de millones de neuronas (células nerviosas) que crean y reciben impulsos eléctricos. Los impulsos eléctricos permiten que las neuronas se comuniquen entre sí. Durante una convulsión, hay actividad eléctrica anormal y excesiva en el cerebro. Esto puede causar cambios en la conciencia, el comportamiento y/o movimientos anormales. Esta actividad suele durar sólo unos pocos segundos o minutos.

La epilepsia se refiere a una condición en la que una persona tiene riesgo de convulsiones recurrentes. No todas las personas que han tenido una convulsión tienen epilepsia. Las convulsiones no epilépticas pueden ser causadas por otras condiciones, como un nivel bajo de azúcar en la sangre, un desmayo o un ataque de ansiedad. 

¿Cuáles son los tipos de epilepsias y los síntomas con los que se presentan?

Hay dos grupos principales de convulsiones:

Convulsiones de inicio focal

Comienzan en un área específica, en un lado de su cerebro. Esta convulsión solía llamarse convulsión de inicio parcial. Hay dos tipos de convulsiones focales:

Convulsión consciente de inicio focal:

Significa que está despierto y consciente durante la convulsión. Los síntomas pueden incluir:

  • Cambios en los sentidos
  • Cambios en las emociones
  • Sacudidas musculares incontrolables
  • Aparición de luces intermitentes

Convulsión de conciencia alterada de inicio focal:

Significa que está confundido o ha perdido el conocimiento o la conciencia durante la convulsión. Los síntomas pueden incluir:

  • Mirada en blanco o una «mirada fija».
  • Movimientos repetitivos como parpadear, relamerse los labios o masticar, frotarse las manos o movimientos de los dedos.

 Convulsiones de inicio generalizado

Las convulsiones de inicio general afectan una amplia red de células en ambos lados del cerebro al mismo tiempo. Hay seis tipos de convulsiones generalizadas.

Convulsiones de ausencia:

Este tipo de convulsión provoca una mirada en blanco o «mirar fijamente al espacio». Las crisis de ausencia son más comunes en los niños, duran solo unos segundos (generalmente menos de 10 segundos) y comúnmente se confunden con soñar despierto.

Convulsiones atónicas:

Atónicas significa “sin tono”. Hay pérdida del control muscular o que los músculos están débiles durante la convulsión.

Convulsiones tónicas:

Tónicas significa “con tono”. Significa durane la convulsión tono muscular está aumentado considerablemente. Los brazos, piernas, espalda o todo el cuerpo pueden estar tensos o rígidos y causar caídas.

Convulsiones clónicas:

«Clonus» significa rigidez y relajación rápida y repetitiva de un músculo («sacudidas»). Una convulsión clónica ocurre cuando los músculos se sacuden continuamente durante segundos o un minuto o los músculos se ponen rígidos seguidos de sacudidas durante segundos hasta dos minutos.

Convulsiones tónico-clónicas:

Este tipo de convulsión es una combinación de rigidez muscular (tónica) y sacudidas musculares rítmicas y repetidas (clónicas). Las convulsiones tónico-clónicas son lo que la mayoría de la gente piensa cuando escucha la palabra “convulsión”. El paciente puede morderse la lengua, babear y perder el control de los músculos de los intestinos o la vejiga.

Convulsiones mioclónicas:

Este tipo de convulsión provoca espasmos.

¿Cómo se puede evitar una convulsión?

  • Mantener un estilo de vida saludable.

Llevar un estilo de vida saludable puede ayudar a mantener el cerebro y el cuerpo en óptimas condiciones. Esto incluye una dieta balanceada, ejercicio regular, evitar el consumo excesivo de alcohol y drogas. Además de mantener un peso saludable.

  • Dormir lo suficiente.

La falta de sueño o un sueño irregular pueden desencadenar convulsiones en algunas personas con epilepsia. Por lo tanto, es importante mantener una rutina regular de sueño y asegurarse de dormir lo suficiente cada noche

  • Reducir el estrés.

El estrés puede ser un desencadenante de convulsiones en algunas personas con epilepsia. Practicar técnicas de manejo del estrés, como la meditación, el yoga o la respiración profunda, puede ayudar a reducir el estrés y disminuir el riesgo de convulsiones

  • Evitar lesiones en la cabeza.

Las lesiones en la cabeza pueden aumentar el riesgo de desarrollar epilepsia. Es importante tomar precauciones para evitar lesiones en la cabeza, como usar casco cuando se practican deportes de riesgo o al andar en bicicleta. Además de tomar medidas para prevenir caídas, especialmente en personas con mayor riesgo de caídas, como los adultos mayores.

  • Seguir el tratamiento médico adecuado.

Para las personas que ya tienen epilepsia diagnosticada, seguir el tratamiento médico recetado por su médico es fundamental para controlar las convulsiones y reducir el riesgo de complicaciones. Esto puede incluir tomar medicamentos antiepilépticos según lo recetado, asistir a citas médicas de seguimiento y seguir las recomendaciones del médico.

Siempre es importante recordar que cada persona es única y que lo que funciona para una persona puede no ser efectivo para otra. Por lo tanto, es fundamental consultar con un médico especialista en neurología para desarrollar un plan de manejo personalizado y adaptado a las necesidades individuales.

¿Cuáles son las causas de la epilepsia?

Las causas específicas de la epilepsia pueden variar según el individuo y a menudo no se pueden identificar con certeza. Sin embargo, existen varios factores que se han asociado con un mayor riesgo de desarrollar epilepsia:

  • Factores genéticos:

La predisposición genética desempeña un papel importante en muchos casos de epilepsia. Se han identificado varios genes que pueden aumentar el riesgo de desarrollar la condición.

  • Lesiones cerebrales:

Lesiones cerebrales como traumatismos craneales, accidentes cerebrovasculares, tumores cerebrales y infecciones del sistema nervioso central pueden aumentar el riesgo de epilepsia, especialmente si afectan áreas importantes del cerebro involucradas en la regulación de la actividad eléctrica.

  • Anomalías cerebrales:

Algunas personas nacen con anomalías estructurales en el cerebro que pueden predisponerlas a desarrollar epilepsia. Estas anomalías pueden incluir malformaciones del desarrollo cerebral, como displasia cortical, esclerosis tuberosa y otros trastornos del desarrollo cerebral.

  • Trastornos del desarrollo cerebral:

Condiciones que afectan el desarrollo normal del cerebro, como el síndrome de Down y la parálisis cerebral, también pueden aumentar el riesgo de epilepsia.

  • Infecciones cerebrales:

Infecciones del sistema nervioso central, como meningitis, encefalitis y neurocisticercosis, pueden desencadenar la epilepsia, especialmente si causan daño cerebral significativo.

  • Lesiones durante el parto:

Lesiones cerebrales que ocurren durante el parto, como falta de oxígeno al cerebro (asfixia perinatal), pueden aumentar el riesgo de epilepsia en el futuro.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes